27 Jun

Organización de eventos

Aprender a contar es el primer paso de un niño en las matemáticas y constituye el más importante de todo lo que hacemos. Aprendemos a contar los números y los días. Nos gusta contar los días sobre todo si estamos esperando alguna fiesta o evento importante, porque nos emociona y nos entusiasma, al mismo tiempo en que tomamos ese lapso para hacer los preparativos necesarios. Si bien tenemos todo planeado, también podemos programar otras cosas mientras esperamos.

Organización de eventosContar los días es una eficaz e innovadora forma de ver la vida que te ayudará a superar los momentos difíciles. Cuando se obtiene algo que esperábamos, aumenta nuestra felicidad en general y ganamos más confianza. Supongamos que en pocos días tu madre celebrará su cumpleaños y va a ser un día especial para toda la familia. Esto sólo ocurre una vez al año y quieres darle a tu madre un día especial digno de recordar. Conforme se acerca el día, estás más entusiasmado con los planes que hiciste y cada día vas a realizar una tarea determinada para la celebración, lo cual te hará tener una disposición más positiva y te hará feliz.


Marcarás en tu calendario y tomarás notas día a día mientras que la emoción se acumula conforme la fecha se acerca. También te ayudará a mirar en perspectiva y ver lo que has logrado y lo que aún tienes por hacer. Esto te ayudará a evaluar tus logros y te dará la sensación de satisfacción por estar logrando lo que has planeado para ese día. Y este logro es lo que te dará la sensación de satisfacción y éxito el día que te retires de dicho evento cuando haya terminado.

Otros eventos próximos te ayudarán a proponerte metas a futuro ya que te esforzarás en cumplirlas con el fin de hacer que sucedan. Tener metas a futuro implica también la creencia de que se pueden alcanzar, con ayuda de tu determinación y perseverancia lograrás tener éxito. El entusiasmo nace del optimismo y la fe para conseguir algo. Ese optimismo no solo es un pensamiento positivo, sino confianza en que obtendrás los mejores resultados posibles. Las personas que ven el lado bueno de lo que vendrá en el futuro, tienen la motivación para levantarse y enfrentar el mañana con entusiasmo.

A menudo estamos esperando los días especiales en nuestras vidas. A medida que contamos los días que faltan para que ese día llegue, nos fijamos metas y cada día cuenta para lograrlas. Tenemos que actuar y hacer algo que nos acerque a aquello que hemos estado esperando. Nunca dejes de soñar con una vida mejor ni de recordar que solo puedes lograr lo que te propones si optas por pensar en ello con optimismo.