05 Oct

Técnicas de memorización

No tener buena memoria a menudo dificulta aprender cosas nuevas. De hecho, la incapacidad para recordar hechos e información es una de las razones por las que tantas personas no tienen éxito en sus estudios o en sus empleos. Hay muchas razones que pueden contribuir a una mala memoria, incluyendo la mala alimentación, la falta de sueño y malos o falta de hábitos de estudio desarrollados.

Técnicas de memorizaciónSin importar en qué momento de tu vida te encuentres, no tienes porqué sufrir las consecuencias de una mala memoria. Todos podemos tomar cartas en el asunto con unas técnicas de memorización; al mejorar la memoria se puede incrementar la autoestima y la confianza en sí mismo, además de fortalecer y mejorar las relaciones personales.

Las personas que tendemos a olvidar aún las cosas más simples tenemos que comenzar a trabajar en nuestra memoria. Hay maneras naturales de mejorar la memoria, con el fin de ayudar al cerebro a funcionar mejor y más rápidamente. Nunca es demasiado tarde para trabajar en tu memoria.


Actividad física regular

Con el fin de mantener un buen funcionamiento cerebral, la gente tiende a practicar un deporte de manera regular. No tienen que ser ejercicios extenuantes ya que un simple paseo o caminata serán más que suficiente. El ejercicio ayuda a que la circule la sangre que lleva oxigeno y nutrientes que necesita el cerebro para su buen funcionamiento.

Ejercicios mentales

Al igual que con cualquier otro músculo del cuerpo, se necesita ejercitar el cerebro para que se desarrolle. Los ejercicios mentales te ayudan a procesar información con mayor rapidez, algunos de ellos son: Recitar en voz alta,  la asociación y crear siglas.

La alimentación del cerebro

Hay muchos alimentos que ayudarán a que tu cerebro funcione mejor. Algunos de los alimentos que debes incluir en tu dieta para ello son: las nueces, la nuez de la india, las almendras, plátano, salmón, atún, arándanos, levadura de cerveza, germen de trigo, fresas, semillas de girasol, semillas de calabaza, huevos, aguacate, tomate, espinaca, yogur, leche y cereales integrales . Todos  ellos son ricos en fósforo, ácidos Omega 3, Omega 6, triptófano y Hierro.

Los fosfolípidos,  se encargan de fabricar la mielina que reviste el cerebro, encargada de que las señales lleguen al cerebro. Además de afectar en tu humor  y el rendimiento intelectual, protegen el declive de la memoria. La lecitina de soya, el sésamo o ajonjolí,  así como  en el  hígado de res, sesos, corazón y la yema de huevo. Una dieta balanceada es la clave de un cuerpo y cerebro sanos. Al comer bien.

Además de una dieta bien equilibrada, los remedios naturales que favorecen  a la memoria también están ganando popularidad.

Técnicas de memorizaciónAlgunos estudios sugieren que la deficiencia de complejo B contribuyen a la enfermedad de  Alzheimer, por lo que recomiendan ingerir de manera regular un suplemento de vitamina B, para contrarrestar la pérdida de memoria y la  potencial aparición de esta enfermedad.

El Gingko Biloba estimula el flujo sanguíneo a través del cuerpo y parece tener un efecto positivo sobre la función de la memoria, ya que también mejora el flujo sanguíneo hacia el cerebro; al mejorar el flujo sanguíneo trae consigo una mejor oxigenación al cerebro.

Vigila  los niveles de azúcar en la sangre

Es indispensable vigilar los niveles de azúcar en la sangre con el fin de mantener un correcto funcionamiento del cerebro. Éste, obtiene su energía del azúcar en la sangre. Para obtener esta energía es recomendable comer porciones pequeñas de alimentos a intervalos regulares. También es necesario comer más grasas buenas para mantener una correcta circulación sanguínea y la absorción del azúcar en la sangre por las células del cuerpo. Las grasas buenas pueden encontrarte en alimentos como el aceite de oliva, las nueces y otros frutos secos, además del aguacate y el pescado.
Maneja  el estrés

Las personas que sufren de estrés o que sufren de ansiedad y depresión, a largo plazo pueden experimentar problemas de memoria. Los periodos de estrés, sin importar cuán prolongados sean, afectan la comunicación entre las células cerebrales en áreas del cerebro asociadas con la memoria y el aprendizaje. El estrés agudo activa unas hormonas que liberan corticotropina, – que no debe confundirse con el cortisol, la conocida hormona del estrés- la cual perturba el proceso en el cual el cerebro recoge y almacena recuerdos.

Es posible realizar algunas técnicas de relajación para lidiar con el estrés. Despejar tu mente te ayudará a mejorar t memoria. Recuerda que no debes dejar que el estrés se acumule ya que eso solo te causará problemas más adelante. El médico es quien mejor te orientará solos los alimentos que puedes incluir en tu dieta así como los suplementos minerales o multi- vitamínicos que puedes ingerir. No obstante, puedes encontrar mucho material con el que puedes mejorar tu memoria, ya sean técnicas de relajación, ejercicios mentales, entre otros.