31 Jul

Cómo establecer metas

Soy de las que creen que puedes hacer de todo, pero no se puede hacer TODO.

Por ello es que elegir y comprometerse con una meta no es algo que se tome a la ligera.

Cómo establecer metas Estarás invirtiendo tus recursos más valiosos (tiempo, energía, dinero)  en esas metas. Por lo que vale la pena elegir sabiamente.

Entonces ¿Cómo elegir un objetivo con respecto a otros? ¿Cuáles deben ser tus objetivos principales? Y ¿Qué debe quedar en segundo plano o que debes dejar para otro momento? A continuación te presento una serie de preguntas que te ayudarán a organizar tus prioridades cuando se trata de fijar metas:

  1. Deseos. ¿qué tanto deseas esto? ¿Qué vas a sentir cuando hayas logrado esta meta? Comienza teniendo en mente este fin y evalúa tu nivel de deseo
  2. Valor de la contribución. ¿quién va a beneficiarse con este objetivo? ¿Qué vas a ganar en el proceso? ¿Quiénes más podrían resultar beneficiados con esto?
  3. Credibilidad. ¿Qué tan seguro estás de alcanzar esta meta?

Pautas para fijar tus metas

  1. Tu meta debe ser concebible. Debes ser capaz de imaginar, conceptualizar y entender el objetivo o resultado deseado. Por ejemplo, los atletas suelen visualizar paso a paso el éxito real en la competencia deportiva. Al visualizar con detalle el éxito, están condicionando su mente y preparándose a sí mismos para lograr el éxito deseado.
  2. Haz que tu meta sea creíble. Tu meta debe ser coherente con tus valores y tu más que nadie debes creer que puedes lograr esa meta. Es de suma importancia que creas en ti mismo.
  3. Tu meta debe ser alcanzable. Debes tener las capacidades físicas y mentales para alcanzar tu meta. Sin embargo, sería aún más importante que tu objetivo haga que te esfuerces tanto como te sea posible pues con esto lograrás crecer y el conseguir tu objetivo te dará una mayor satisfacción. ¡No tengas miedo de ponerte pruebas que vayan más allá de tus límites!
  4. Que tu meta sea cuantificable. Decidir ser mejor que año anterior o ser feliz no te da ninguna norma a través de la cual puedas medir tu progreso. Asegúrate de relacionar tu objetivo con cantidades, aumento de porcentajes, volumen en dinero, tiempo o distancia. Esto te permitirá medir tu progreso.
  5. Tu meta debe ser controlable. Esto significa que debes ser capaz de lograr el objetivo por ti mismo, o tener la voluntad de cooperar con los demás para alcanzar tus metas. Esto enfatiza la importancia de construir el espíritu del trabajo en equipo. Si no puedes tener el control del resultado de un evento, no es realista fijar una meta sobre esa área. Sería casi como un juego de azar. Sin un sistema comprobado que supere las posibilidades, la falta de control te conducirá a la frustración y ¡esto te puede costar muchas cosas!
  6. Asegúrate de tener un solo propósito. Asegúrate de que una meta no entre en conflicto con otras áreas de tu vida. Por ejemplo, si decides que quieres trabajar más en tu negocio o trabajar 80 o 90 horas por semana para lograr  una mejor remuneración, esto va a interferir con tus relaciones personales o familiares. Los viajes y las largas jornadas de trabajo podrían conducir a una mala salud o a conflictos familiares. Algunos objetivos suelen crear conflictos con otros objetivos, por lo que debes pensar con detenimiento al momento de proponerte una meta.
  7. Debes desear tu objetivo verdaderamente. Una meta que se quiere realmente alcanzar, será emocionalmente aún más satisfactorio y te harás esforzarte aún más para lograrla. También te sentirás mejor contigo mismo y la meta será la recompensar al tiempo y esfuerzo invertido. El poder emocional de desear realmente un nuevo auto, un mejor hogar, una promoción en el trabajo o alguna otra meta tangible te hará trabajar más dura para alcanzarla.
  8. Que tu meta facilite tu crecimiento. Tu meta debe ofrecerte un verdadero desafío. Esto te ayudará a sentirse mejor sobre ti mismo cuando logres alcanzar tu meta. Asegúrate de que tu objetivo sea beneficioso y no destructivo para ti mismo o los demás.

Cuando te hayas fijado una meta cerciórate de que ésta cumpla con las pautas anteriores, así ten por seguro de que las posibilidades de lograr el éxito se incrementarás y estarás aún más satisfecho con tus logros. La mayoría de las personas cree que una meta genera entusiasmo, da  sentido y provee de una dirección en la vida. Yo pienso que además de eso, el tener una meta le da un punto de referencia a todos nuestros pensamientos.