09 Ago

Como ser feliz

¿quieres saber como ser feliz? Te presento cinco tips que te ayudarán a sentirte más feliz y capaz de lidiar con las subidas y bajadas que da la vida.

Cómo ser felizHazte cargo de tus niveles de estrés. Estar en un estado de estrés constante tiende a incrementar la facilidad con la que reaccionas de manera exagerada o te sientes mucho más pesimista en comparación con alguien que está más relajado.

Controlar el estrés puede ser un proceso gradual. Observa tu estilo de vida. Si tienes un montón de cosas estresantes en tu vida, busca la manera de reducirlas. Si por ejemplo tienes mucho trabajo en casa, pídele a tu pareja que te ayude con los quehaceres de la casa, toma clases de yoga o sal a caminar para darte pequeños recesos durante las horas de trabajo y lograr despejar tu mente.

Incluye ejercicio regular en tu rutina y tómate un tiempo para ti mismo. Este tipo de cambios es positivo y retomar el control de las cosas a tiempo es una muy buena manera de reducir eficazmente el estrés.

Si tienes sentimientos de ansiedad, además del estrés, los ejercicios de respiración son muy buenos para ello.

Echa mano del buen humor. Tener un buen sentido del humor es una gran fortaleza interior de la cual podemos echar mano cuando nos sentimos abatidos. Trata de ver el lado bueno de las situaciones y encontrarás a menudo, que hay una mejor manera de afrontarlas. Las bromas tienden a hacer que las preocupaciones parecieran menos importantes.

Hacer las cosas que te gustan también es bueno para tu bienestar emocional. Ver deportes con un amigo, tomar un largo baño en la bañera o reunirte con tus amigos a tomar un café son ejemplos de pequeñas actividades que pueden mejorar tu día.

Haz cosas en las que seas bueno. Por ejemplo si eres bueno en la cocina, hornea algo. Si eres bueno bailando, ¡Ve a un club y sácale brillo a la pista! Disfrutar de esas cosas en las que eres bueno aumenta el sentido de logro en las cosas que hacemos. No obstante, evita las cosas que parecen agradables solo al momento y que más tarde te pueden hacer sentir peor, como ingerir alcohol o drogas o salir de comprar cuando tienes un presupuesto ajustado.

Construye tu autoestima. La autoestima es la forma en que te sientes con respecto a ti mismo. Hay muchas cosas que pueden disminuir o lacerar tu autoestima,  como la ruptura en una relación, no conseguir el trabajo que deseabas o no poder bajar de peso. Ninguna de estas cosas  tiene porque hacernos sentir como que valemos menos, pero puede que nos hagan sentir de esa manera.

Si tienes una baja autoestima es importante que aprendas cómo mejorarla. La mejor manera de elevarla es tratándote a ti mismo como tratarías a un muy buen amigo. De una manera respetuosa, cariñosa. A tu amigo no le reclamarías ni lo insultarías por no conseguir el trabajo que solicitó, así que tu tampoco debes tener ese tipo de pensamientos hirientes para contigo mismo. En lugar de ello debes decirte a ti mismo cosas positivas como “eres una persona brillante, ya vendrá una nueva oportunidad”.

Adopta un estilo de vida saludable. Puedes lograr esto a través de simples medidas, tales como:

–          Limitar tu ingesta de alcohol. Las personas que beben en exceso tienen el doble de riesgo de sufrir un  infarto o una enfermedad cerebrovascular. Si ingieres regularmente alcohol, trata de mantener el consumo dentro de un rango moderado, ya que el consumo regular y elevado de alcohol puede aumentar la presión arterial, incrementar los niveles de triglicéridos, producir trastornos del ritmo cardíaco.

–          Elegir una dieta balanceada.  Ésta debe estar constituida por diferentes tipos de alimentos, ya que no existe ningún alimento que, por si mismo, aporte todos los nutrientes, además debe respetar  los porcentajes recomendados de los distintos nutrientes, siendo: los hidratos de carbono o azúcares 50-60%, las grasas 30-35% y las proteínas 10-15%

–          Hacer más ejercicio. Los hábitos alimentarios y de actividad física suelen interactuar, sobre todo en la regulación del equilibrio energético y por lo tanto ayuda a alcanzar un peso corporal saludable, pero por sí misma la práctica regular de ejercicio aporta beneficios psicosociales adicionales e independientes que contribuyen a mejorar la salud física, emocional y mental.

–          Dormir suficiente. Lo ideal es dormir ocho horas diarias. Las mejores soluciones para dormir lo suficiente por la noche incluyen comer sano y hacer ejercicios regulares. Una buena noche de sueño es importante entre los adultos mayores, principalmente porque ayuda a mejorar la memoria y la concentración.