12 Jul

Como combatir la soledad

¿Te has preguntado cómo puedes continuar con tu vida cuando hasta ahora ha sido al lado de alguien que ya se ha ido? Quizás un día has estado frente al espejo y te has preguntado  “¿Quién soy?” “¿Cómo me convertí en esta persona?” Esto es normal, es un proceso de duelo que debes vivir. Es un proceso que te ayudará a sanar y a superar esta perdida.Pero debes saber como combatir la soledad.

Lo siguiente que deberás hacer es recoger todas las piezas que conforman tu vida y ponerte en movimiento, a través de la toma de decisiones que te ayudarán a – tarde o temprano – pasar a lo que sigue.

Puedes llegar a sentir que la soledad se intensifica cuando estás solo, sobre todo cuando no estás acostumbrado a ello. Pero lo cierto es que hay muchas personas que estando en una relación son quizás las personas más solitarias en el planeta.

Cuando te encuentras sólo, luego de varios años en los que has estado con alguien, puede llegar a ser difícil y aterrador, pues podrías haber olvidado quien eres y no sabes que hacer contigo mismo.

Pero, la buena noticia es que estás a punto de embarcarte en una travesía con el mejor amigo que podrías encontrar, ¡TÚ! Y una vez que te re descubras comenzarás a disfrutar de tu tiempo a solas.

Lo cierto es que existen un centenar de maneras para dejar atrás la soledad y a continuación te presento las cinco maneras más sencillas que puedes hacer para traer un poco de amor, felicidad y alegría a tu vida.

  1. Pasa más tiempo con la gente que amas. Tu familia y amigos están ahí para reconfortarte y quizás hayan perdido contacto desde que comenzaste a estar más apegado a tu pareja. Salgan, vayan de paseo, cocinen,  quédense en casa a jugar cartas, ver una película ¡o lo que sea! Pero si eres de los que no tienen algún familiar o amigo, entonces continua leyendo los siguientes puntos.
  2. Participa en un voluntariado. No hay nada más efectivo para sacar rápidamente los problemas de tu cabeza, al “despegarte de ti mismo” y brindarle tu tiempo a alguien menos afortunado.  Lo primero que debes hacer es darte cuenta de que hay muchas personas que están peor que tú. Y segundo, no hay nada mejor que la sensación de darle tu tiempo y amor a alguien que lo necesite. Dar algo de ti es un verdadero regalo.
  3. Haz alguna actividad física. Incríbete a un gimnasio, sal a caminar, practica algún deporte o retoma alguno que hayas dejado de hacer. Sube a una montaña, monta un caballo o tomas clases de natación. Da un paseo en bicicleta, toma lesiones de yoga o incluso de Tai Chi. No importa cual elijas, solo comienza a hacer algo que te ponga en movimiento.
  4. Aprende algo nuevo. El aprendizaje amplía tu mente, te hace una persona más interesante con la cual charlar y hay una lista interminable de cosas por aprender. Puedes ir al museo, asistir a conciertos sinfónicos, obras de teatro, películas, leer libros sobre cualquier tema que elijas y averiguar lo que está pasando en el mundo, lo que ocurrió en el pasado o lo que se cree que ocurrirá en el futuro. ¡explora!
  5. Conócete enserio. Comienza a aceptar que quien dejaste atrás no te define y lo que queda, eso es lo que eres. Es lo que vive dentro de ti, tu alma, tu espíritu. Cuando seas capaz de ponerte en contacto con esa energía, te darás cuenta de que puedes hacer mucho de tu vida, aprovechar el amor, la fuerza, la sabiduría interior y así, salir delante de la adversidad.

Además, lo mejor de reencontrarte con tu verdadero yo es que no volverás a estar solo nunca más.

Aunque admitir que las cosas han acabado es una tarea muy difícil, se recomienda evitar el encierro. Hablar y compartir con amigos es muy importante, al igual que salir con gente nueva e iniciar diferentes hobbies. Los expertos calculan que el ciudadano promedio llega a la última etapa del cambio aproximadamente entre los tres o cuatro meses; más de allí, es aconsejable asistir a un especialista.

Recuerda, cosas tristes le suceden a cualquiera, en cualquier momento. La gente solo entra y sale de nuestras vidas, todos esos procesos son parte de la travesía de la vida, de las cuales debemos aprender y crecer. Solo porque una relación terminó, no significa que tu vida también lo haya hecho. Es solo el comienzo de un nuevo capítulo.