31 Dic

Sintomas de baja autoestima

Cuando hablamos de autoestima nos referimos a la valoración afectiva que hacemos de nosotros mismos. Podemos considerar que somos personas valiosas, inteligentes y con muchas cosas que aportar o por el contrario, puede que consideremos que no valemos para nada, que no nos merecemos nada e incluso podemos pensar que nadie nos querría si realmente nos conociera. Es importante saber los síntomas de baja autoestima para poder mejorar nuestra propia percepción.

Conoce las señales que delatan una baja autoestima La autoestima es uno de los temas que más llama la atención en nuestros días. Seguramente has escuchado decir que tener una baja auto-estima es algo patológico, sin embargo, no se nos dice cómo podemos crear nuestra propia autoestima. Una autoestima saludable se cultiva cuando se tiene la actitud correcta hacia uno mismo. La buena noticia acerca de la baja autoestima es que tu puedes cambiar la actitud y la perspectiva de ti mismo, para comenzar a elevar el valor interior que te das.

Quizás seas de las personas que ignoran que para sentirte sano necesitas tener un sano sentido de la autoestima, o que quizás estés evitando hacer las cosas que te dan la sensación de una autoestima saludable. La baja autoestima tiene ciertas señales que puedes buscar tanto en ti mismo como en otras personas:

– Las bajas expectativas sobre la vida o para contigo mismo.

– Dificultad para confiar en tu propio juicio.

– Dificultad para poner tus propias necesidades primero.

– La resistencia a  asumir retos.

– Constantemente preocupación de que has tratado mal a otra persona.

– Ser excesivamente duro consigo mismo, pero siempre «tomando las cosas  con calma» cuando se trata de otras personas.

– El descuido  que tienes hacia tu persona. Cuidar si te vistes bien o no, si comes bien o no y así sucesivamente.

– Obsesionarte con lo que otros piensan, mientras que restas importancia a lo que piensas de los demás.

– Pesimismo.

– Dificultad para aceptar o creer  los cumplidos.

– Ataques de ansiedad.

– Aislamiento social o dificultad para seguir las normas sociales de manera adecuada.

– La falta de confianza en sí mismo, incluso cuando se tiene una buena razón para tener confianza en sus capacidades.

– Los ataques de depresión o ataques repentinos e inexplicables de dolor.

¿Qué ocasiona  la baja autoestima?

La baja autoestima puede provenir de tus padres si tienen baja autoestima o si  son demasiado duros contigo. Puede venir de la sensibilidad a las llamadas de atención en la escuela o en la sociedad en general.

Sin embargo, la baja autoestima a menudo se general por no analizar nuestras propias creencias, es decir, no desarrollamos el pensamiento crítico que he mencionado anteriormente. Por lo tanto, una buena manera de cultivar una autoestima más alta se puede lograr cuestionando tus propias creencias, la extensión de tu conocimiento, el alcance de tus talentos o incluso la forma habitual en que haces las cosas. Una autoestima saludable puede manejar una auto exploración de este tipo. Aprende a ser crítico contigo mismo sin llegar a herirte o lastimarte. Se realista, si tienes una autoestima saludable, serás capaz de ello.

 Lo que descubrirás gracias al pensamiento crítico es que tienes creencias o actitudes que resultan delirantes, es decir, que están impidiendo que tengas una autoestima alta. Una razón por la que muchas, demasiadas personas no se involucran con el pensamiento crítico acerca de si mismos es que tienen miedo de lo que van a encontrar. Tienen miedo de conocerse si se miran de cerca. Este miedo es un gran obstáculo en el camino hacia una autoestima saludable, por ello, si te suena conocido, probablemente sea momento de que comiences a perder ese miedo.

La abnegación también conduce a una baja autoestima. No hay nada de malo en el deleite de los placeres saludables. Se disfruta el comer comida sabrosa, tener una vida sexual sana, realizar las tareas básicas de auto-cuidado, tomar tiempo para relajarse, entre otros.

Cuando se tiene una autoestima baja, encasillaras tus éxitos como buena suerte o darás el crédito a alguien más aunque solo haya tenido un pequeño papel o aporte. Es correcto darle el crédito a quien lo merece así como estar agradecidos con aquellos que te han ayudado y ser consistente de todo lo que implicó llegar al éxito, pero debes reconocer y enorgullecerte de tus logros.

Siéntete orgullo de estar al servicio de los demás. Esto significa que debes darte crédito por lo que haces por los demás, reconoce que eres un buen padre o un buen amigo.

Recuerda que debes ser realista y tener buena actitud sobre ti mismo. La autoestima saludable es posible de conseguir, con lo que lograrás validar, aprobar y sentirte bien sobre ti mismo.