31 Dic

Cosas que no sabias de los sueños

Todo el mundo tiene sueños – a menudo, cada noche – y solemos saber muy poco de los mismos. ¿De dónde vienen? ¿Qué significan? ¿Podemos controlarlos y deberíamos intentar interpretarlos? A continuación te presento un par de cosas que no sabías de los sueños o quizá si.

Cosas que no sabias de los sueñosSegún los investigadores los sueños se producen gracias a la mezcla de experiencias e ideas pensadas a lo largo del día. Si estos pacientes han perdido la capacidad de generar ideas, sus sueños pueden provenir únicamente de la experiencia y por eso ser similares al recuerdo. Para otros expertos en el campo, los sueños son retazos de memoria del día anterior, que deben ser liberados al pensamiento consciente para “decidir” mantener el recuerdo al día siguiente o no. De este modo, mientras soñamos se nos presentan diferentes imágenes y situaciones, que aunque no tengan relación entre sí, nuestro cerebro busca una línea argumental ligeramente lógica. Por eso podemos ver a nuestros amigos mezclados con lugares imaginarios creando situaciones inverosímiles.

Los sueños nos ayudan a aprender. Si estás estudiando para un examen o intentando aprender una nueva habilidad, puede que quieras considerar tomar una siesta o irte a la cama antes en lugar de quedarte con los ojos pegados a un libro toda la noche. Esto se debe a que, cuando el cerebro duerme, te ayuda a aprender y a resolver problemas con mayor facilidad, según un estudio de la escuela de medicina de Harvard. En un estudio publicado recientemente en la revista Current Biology, los resultados arrojaron que los sueños son la forma en que el cerebro procesa, integra y comprende la nueva información. Para mejorar la calidad de tu sueño – y la habilidad de tu cerebro para aprender – se recomienda evitar el ruido en la alcoba, en especial el de la TV, debido a que esto tiene un impacto negativo en la duración y calidad de tus sueños.

Los sueños le dan al cerebro la posibilidad de recargarse y de clasificar la información almacenada durante el día. Los encargados de activar la conciencia y el sueño son los neurotransmisores, sustancias químicas que se elaboran y se liberan desde las neuronas.
Al igual que los hombres, las mujeres pueden tener orgasmos mientras duermen. ¿Creías que solo a los hombres les pasa? No precisamente. De acuerdo a los terapista y psiquiatras sexuales, los orgasmos por lo general vienen acompañados de sueños eróticos pero también pueden deberse a sueños que no sean precisamente de carácter sexual. Cuando las mujeres sueñan, no es anormal que sus genitales se lubriquen y se abulten debido a que durante la fase REM del sueño (que ocurre varias veces durante la noche). De modo que sin importar si son hombres o mujeres, durante la fase REM es posible tener una erección aún si no se están teniendo sueños eróticos.

Podemos tener varios – incluso una docena – de sueños durante la noche. No tenemos solo un sueño por noche, es solo que no podemos recordarlos todos. Soñamos casi cada 90 minutos por la noche, siendo que cada ciclo de sueño es más largo que el anterior. El primer sueño de la noche tiende a durar 5 minutos y el último sueño que se tiene antes de despertarte tiende a durar 45 minutos o más. Se estima que las personas tienen más de 100,000 sueños durante su vida. Durante una noche de 9 horas podremos tener hasta seis sueños de manera independiente. Eso sí, solo si nos despertamos durante esta fase REM podremos recordar el sueño que estábamos viviendo, los anteriores son borrados.
Hasta los sueños más bizarros pueden ser interpretados. Solemos tener sueños que nos resultan tontos, extraños o incoherentes, pero estos sueños tienden a ser simbólicos con un significado potencial. El significado de los sueños a menudo se relaciona con las cosas que necesitamos o aquellas que queremos comprender sobre nosotros mismos y el mundo que nos rodea. Una de las características de los sueños es que rara vez, excepto en casos de problemas postraumáticos, reflejan una experiencia completa. Una idea, un objeto, una textura que hemos percibido durante el día, es lo que en realidad aparece mayormente en nuestros sueños. La memoria funciona por asociación de ideas, generalmente. Cuanto más esté relacionado un elemento con otros, más fácil será de recordar para nosotros. Las relaciones entre elementos que generan los sueños parecen absurdas desde el punto de vista de la vigilia. Pero la creatividad onírica las crea continuamente, y parece que de algún modo sean significativas.