04 Jun

Frases de optimismo para el trabajo

El trabajo puede ser una excusa para pasarte ocho horas al día disfrutando, siendo feliz y haciendo exactamente lo que siempre has querido hacer… Pero, claro, no todo el mundo puede ser escritor. De este modo, para muchos el curro supone una especie de molestia imprescindible si quieren comer, vestir y vivir bajo techo.

clima-laboral-525x350-517x344

La semana pasada os trajimos frases optimistas para whatsapp, y por tal motivo, porque no todo el mundo puede ser feliz y ganarse la vida a la vez, hemos pensado que vamos a compartir contigo una serie de frases en las que pretendemos encerrar un poco de filosofía que te ayude a estar a gusto y ganarte la vida en el mismo sitio. A ver si somos capaces.

  • En lugar de preocuparte de cuentas, balances, ordenadores, palabras y números, procura que quien esté en la mesa de al lado esté a gusto contigo, por si un día tiene que preocuparse por ti.
  • Que cada ladrillo que pones sirva para construir un mundo mejor.
  • Un trabajo que no sirve para mejorar el mundo es la más indigna de las ocupaciones.
  • Que el trabajo sea sólo una ocupación, deja las preocupaciones para las cosas importantes de verdad.
  • Quien trabaja sólo por dinero es más pobre que quien no tiene un empleo.
  • Suele ser más fácil hacer las cosas bien.
  • Déjate de pensar si tu trabajo es bueno o no, si tu jefe es justo o no. No pierdas el tiempo en tonterías y, simplemente, triunfa.
  • Si no tuvieras las condiciones para triunfar, ¿de verdad crees que tu jefe te habría contratado? ¿Se puede llegar a jefe siendo tan tonto?
  • Si no sabes, pregunta, si no puedes, pide ayuda… ¿O es que estás trabajando tú solo y eres el único en el mundo que se dedica a ello?
  • Más importante que ganar mucho dinero es no tener que gastarlo en el psiquiatra.
  • Más que en el talento, el triunfo se encuentra en la capacidad de trabajo y en la perseverancia.
  • No todo el mundo tiene por qué entender que te dediques a lo que te dedicas… Y menos aún que te haga feliz.
  • No es un problema: es una oportunidad de que seas creativo, inteligente y constante.
  • Si no estás motivado para hacer tu trabajo mejor cada día, más vale que te dediques a otra cosa: te vas a ahorrar disgustos para ti y problemas a quienes se te acerquen.
  • Haz todo lo que puedas en cuanto tengas la oportunidad, es la única forma de no arrepentirte en el futuro de haber dejado cosas por hacer.