26 Ago

Alimentos que mejoran el humor

Todo el mundo sabe que cuando le ponemos al auto el tipo de combustible equivocado éste no funciona bien y puede incluso dejar de funcionar. El cuerpo humano es un poco más “tolerante” con los combustibles que lo alimentan sin embargo no por eso algunos dejan de afectar su buen funcionamiento. Hay alimentos que mejoran el humor, el estado de animo, la memoria, las sensaciones positivas.

Alimentos que mejoran el humorLa conexión entre lo que comemos y nuestro estado de ánimo es un tema al que no se le ha dado la suficiente importancia. Sabemos que las sustancias como el alcohol o las drogas afectan nuestro estado de ánimo. Los alimentos (no me refiero a los hongos mágicos) también pueden tener un efecto en nuestro humor.

Hablemos un poco sobre esto a grandes rasgos. Un ejemplo clásico de esto es que la mayoría de las personas se sienten mejor después de comer chocolate o de disfrutar de una gran porción de su comida favorita.

Esto ocurre debido a la liberación de serotonina y las endorfinas que liberan nuestro cuerpo. En efecto no es de larga duración pero éstas son experiencias sensoriales que experimentamos. Al igual que observar un cuadro agradable que nos evocan un bonito sentimiento, el momento pasa.

También puede suceder lo contrario, creo que a todos nos ha pasado que cuando comemos comida que no nos gusta o no nos sienta bien, nuestro estómago simplemente se resiente un poco.

Lo que debería captar aún más nuestro interés es el impacto duradero de estos “combustibles”.

Existen muchas afirmaciones sobre los alimentos para el cerebro y la ciencia parece estarse poniendo al día con esto. La teoría más conocida es que ciertos alimentos afectan los neurotransmisores en el cerebro y a su vez éstos neurotransmisores afecta el apetito y por consecuencia nuestro estado de ánimo.

Por ejemplo, la serotonina tiende a ser liberado después ingerir alimentos ricos en carbohidratos.

Para poder obtener serotonina por medio de la alimentación diaria, es necesario ingerir triptófano, que es un aminoácido precursor de la serotonina. Sin embargo, es el que se encuentra en menor cantidad en los alimentos; además, el metabolismo del triptófano requiere de una cantidad adecuada de vitamina B6 y magnesio ya que éstas están involucradas en la conversión de triptófano en serotonina.

Algunos alimentos especialmente ricos en triptófano son: el pavo, pollo, jamón, leche, queso, pescado, huevos, tofu, soja, semillas de sésamo y de calabaza, nueces, cacahuetes y mantequilla de cacahuete, anchoas saladas, plátano, piña, aguacate, quesos suizos, parmesanos, almendras y en los cereales integrales. Sin embargo, para sintetizar serotonina, el cuerpo necesita además de triptófano, ácidos grasos omega 3, magnesio y zinc y vitamina B6.

La dopamina es una hormona natural producida en el cerebro conocida por estar relacionada al sentimiento de placer. Interviene en la regulación de las emociones, los estados de ánimo, el deseo sexual, los niveles de ansiedad, el sueño y la capacidad de ayudarnos a lidiar con el estrés, entre otras. Por el contrario, la disminución de su producción suele ocasionar depresión y falta de motivación general.

Varios minerales como el zinc, magnesio y hierro, así como de vitamina D y vitaminas del grupo B afectan el estado de ánimo. Lo mismo ocurre con las bacterias del intestino. Una investigación francés demostró que la gente que tomaba probióticos tenían niveles de estrés más bajos que aquellos que no los tomaban. Nuestros niveles de bacterias beneficiosas en el intestino se ven afectados por lo que comemos.

Los niños cuyos cerebros aún están en desarrollo se ven aún más afectados por lo que comen. Para el buen desarrollo cerebral, los alimentos que se necesitan son las frutas, verduras y pescado. Esto es debido a que proporcionan las vitaminas del grupo B, ácidos grasos omega 3 y antioxidantes que necesita el cerebro.

Lo mejor que puedes hacer es evitar los dulces. Cuando ingerimos muchos alimentos ricos en azúcar, como los dulces, galletas, pan de repostería, etc. Aportan energía de manera rápida pero crean un círculo vicioso dándonos energía por unos instantes. Luego baja rápidamente, llevándose con esto toda nuestra energía y sentimos que necesitamos más azúcar y el ciclo se repite.

Es preferible consumir hidratos de carbono de absorción lenta, que se encuentran en las legumbres y cereales integrales en su mayoría, y que aportan energía en forma lenta y continua al cuerpo con lo cual podemos estar activos mucho más tiempo.

El cerebro no tiene colorantes ni conservantes ni necesita gran cantidad de azúcar procesada. Va a tolerar un poco de esto, siempre y cuando obtenga suficiente combustible del que necesita. Al igual que una planta necesita ciertos nutrientes para crecer en el jardín, el cerebro necesita los nutrientes adecuados también. El aumento de los problemas de salud mental que estamos viendo actualmente, está relacionado en parte con los alimentos que consumimos. Es decir, que no sólo no obtenemos los nutrientes que necesitamos sino obtenemos productos químicos que no necesitamos.

Entonces, ¿qué alimentos van a mejorar tu humor?

Necesitamos comer proteínas de buena calidad, grasas buenas (omega 3) y alimentos ricos en fibra, vitaminas y minerales. También tenemos que reducir al mínimo los alimentos procesados y azucares refinadas. Sólo para afinar algunos detalles, también necesitamos un poco de sol, hacer ejercicio regularmente y dormir lo suficiente.

Nada de esto garantiza tendrás un buen día todos los días. Tampoco quiero decir que al hacer todo esto tu estado de ánimo será bueno todos los días pase lo que pase.