19 Mar

Beneficios de sonreír

Un apartado a destacar dentro de la comunicación no verbal es la expresión facial, y dentro de ésta, resulta de interés poder hablar de un gesto positivo que beneficia nuestras relaciones con los demás, es la denominada sonrisa. Es bueno saber cuales son los beneficios de sonreír.

Beneficios de sonreirCharles Chaplin afirmaba que una sonrisa cuesta poco y produce mucho, dura sólo un instante pero puede durar un recuerdo. Lo cierto es que la sonrisa ayuda a transmitir buenas sensaciones y debería siempre poder constar en nuestra tarjeta de presentación. A continuación te presento diez maneras en las que puedes utilizar la sonrisa para poder transmitir un mensaje de confianza, sociabilidad, atracción y mucho más.

Lograr que los demás confíen en ti. Una de las señales que indican verdaderos signos de confianza. Las sonrisas genuinas suelen enviar a las otras personas el mensaje de que pueden confiar y trabajar con nosotros. Sonreír para atraer a los que nos rodean. la mayoría de las personas se olvidan a menudo de sonreír. Y es que no solo debemos sonreír cuando nos cuentan o vemos algo divertido, sino que podemos acostumbrar andar por la calle con los labios dibujando una leve sonrisa, o podemos sonreír levemente mientras conversamos distendidamente con alguien. La boca y por lo tanto la sonrisa es una parte muy importante de nuestra cara. Transmite información y habla de nosotros, tanto de cómo puede ser nuestra personalidad y carácter hasta cómo nos encontramos en ese momento. Sonreír para expresar lo que pensamos.  La sonrisa es algo que vale mucho y que no cuesta nada, es algo que enriquece a quien la recibe pero sin empobrecer a quien la da y aunque la sonrisa dure escasos segundos, el que la recibe se siente mucho mejor y difícilmente la olvidará. Uno debe acostumbrarse a sonreír aunque esté triste, pues aunque sea triste la sonrisa, más triste es no sonreír. Estudios recientes han descubierto ciertos trucos para identificar una sonrisa falsa de una verdadera. Se demostró que al momento de sonreír de verdad se activan en el cerebro zonas típicas del placer espontaneo, las cuales no se pueden controlar de manera consciente, provocando movimiento en los músculos de los ojos y de la boca. En cambio cuando sonreímos por mecanismo de defensa o de una manera falsa, estas zonas cerebrales no son activadas. La sonrisa, igual que la mirada, puede decir muchas cosas distintas. No sólo expresa alegría, sino que también puede indicar ansiedad, inseguridad e incluso hostilidad enmascarada. Del mismo modo, sus interpretaciones también pueden ser diferentes.