09 Jun

Las relaciones humanas

Deseamos que nuestras relaciones humanas sean satisfactorias, también que lo sean nuestras parejas y amigos: una relación honesta donde cada miembro es libre de expresar sus sentimientos positivos y negativos da una sensación de entendimiento y de aceptación. En otras palabras “queremos a la persona por lo que es, con sus defectos y virtudes”.

Las relaciones humanasNo obstante, existen diferentes tipos de comunicación que alientan o entorpecen una relación positiva. Para que esta se dé, las conversaciones deben desarrollarse en torno a los sentimientos, las creencias y las distintas opiniones en un clima de respeto mutuo.

Pese a que todos sabemos que existe una gran cantidad de factores de los cuales depende una buena relación, quisiera hablar sobre aquellos que parecieran destacar más a la hora de entablar y preservar una relación, tales como: la confianza, la fe, la sinceridad, la atención y la coordinación mutua.  Puedo decir en base a mi experiencia que cada persona debería concentrarse en estos cinco elementos o “ingredientes” a fin de lograr una unión sana y duradera con su pareja

Ahora bien, antes de continuar me gustaría pedirle a todos mis lectores que pensase un minuto en sus relaciones actuales con el fin de analizar cuan tan unidos están entre sí; Ya sea que estemos pensando en una relación interpersonal o una sentimental,  puedo asegurarte de que estás enlazado a esa personas por varios motivos de modo que, quizás te interesa saber cómo los elementos que mencioné anteriormente podrían afectar tus relaciones.

Confianza: Este es el principal motivo que conduce hacia relaciones saludables en la vida.  La sinceridad es un requisito irrenunciable en el camino que conduce a la recíproca confianza, así como lo es la certeza de que el uno se preocupa del otro. Si tienes alguna duda acerca de tu pareja, pregúntale sobre el tema. Pregunta siempre lo que quieras saber ya que si hay temas vedados entre ustedes, eso puede minar la confianza que se tienen el uno al otro.

Fe. Muchas personas tienen un concepto equivocado entre lo que es confianza y lo que es fe, ya que estos son como dos caras de una misma moneda que se relacionan entre sí. Pero lo que necesitas comprender es la diferencia entre estos termino.  Cada persona tiene semillas de grandeza por dentro, aunque ahora puedan estar dormidas. Pero cuando uno cree en las personas, les echa agua a las semillas y les da la oportunidad de crecer.

Sinceridad. Esta se logra al conocernos a nosotros mismo, sabiendo lo que deseamos de la vida, estando al tanto de nuestras propias emociones, sensaciones y sentimientos, no camuflándolos ni engañándonos a nosotros mismos al reprimirlos. Cuando reprimimos lo que sentimos o necesitamos, estamos engañándonos y engañando a nuestra pareja, fomentando el alejamiento y la separación, ya que al esconder lo que deseamos o sentimos, vamos acrecentando una bola de frustración y desdicha que acabará explotando y dicho sea de paso, arrasará con nuestra pareja y en definitiva con nuestra relación.

Atención. E s necesario buscar tiempo de calidad para nuestra pareja. Para mantener viva la relación tenemos que esforzarnos en dedicarnos momentos íntimos con frecuencia. Si estamos cansados tras la jornada laboral, nuestra pareja sabrá apreciar que acariciemos su pelo mientras leemos en la cama. No tienen por qué ser grandes actos, sino pequeños detalles.  También tenemos que ser comprensivos y esforzarnos por entender sus problemas y preocupaciones. Con el tiempo, la relación se vuelve individualista, dejamos de contarnos lo bien o mal que ha ido el día. Mantener la comunicación es esencial para cuidar la relación de pareja.

Comprensión. Cuando las dos partes son iguales o quieren ser el que más, es cuando hay más problemas hay por los choques de carácter. Si has escuchado, más bien, has aprendido que lados iguales se rechazan y lados contrarios se unen, no nada más sucede en la química de las cosas, sucede exactamente igual en las personas, aquí el punto más importante de todos es saber cómo superar esos momentos de choque, pues aún cuando las partes o las polaridades sean diferentes y puedan unirse de forma más llevadera, eso no significa que no tengan problemas, pero definitivamente las partes iguales sí tienen muchas cosas por las cuales ocuparse.