07 May

Como vencer el desanimo

¿Alguna vez te has sentido como que todo a tu alrededor está desgastado o viejo? Sientes que la vida es aburrida. No tienes ideas nuevas. No sientes ganas de nada o dicho de otra manera, te sientes “atrapado en la rutina” o “te sientes desanimado”. Veamos que podemos hacer para saber como vencer el desanimo. Todos necesitamos tiempo para nosotros mismos. Necesitas tiempo para ti, para encontrarte contigo mismo, la vida no sólo se trata de trabajar, comer y dormir. Quizás eso fue lo que te hicieron creer desde pequeño, que tenias que ser responsable y trabajar el resto de tu vida, que el trabajo es una rutina y que no hay tiempo para esos sueños que alguna vez tuviste.

Como vencer el desanimoPregúntate a ti mismo ¿estoy viviendo la vida que quería? ¿me estoy acercando a mis objetivos? Si la respuesta es “no”, quizás ya va siendo hora de que hagas algo al respeto, de que tomes medidas y empieces a disfrutar la vida.

¡Es hora de deshacerte del desanimo! Al darle otro aire a tu vida tu ánimo también cambia. Cuando nuestros sentidos están intrigados con los cambios, nuestro sistema nervioso se activa y los patrones de pensamientos obsoletos pasan desapercibidos.

Pero te preguntarás ¿qué tipo de cambios puedo hacer? Por ejemplo si conduces tu auto al trabajo todos los días, toma una ruta diferente. Observa lo que hay a tu alrededor. Escucha los sonidos nuevos. Huele los olores nuevos. Quienes usen el transporte público pueden tomar una ruta diferente o incluso sentarse en el otro costado del autobús.
Si en las vacaciones siempre vas de paseo a la playa ¿porqué esta vez no vas a la montaña? ¿Qué te parece ir al campo?

Quizás lo que veas allí te traiga inspiración. Nota como te sientes. ¿Qué sucede en tu cuerpo? ¿Qué te gusta de ese sitio, qué ves, qué escuchas, qué hueles? Busca tocar nuevas texturas, siente la corteza de un árbol, una roca, tal vez una flor o las hojas de los arbustos.

Escucha la naturaleza, imprégnate de la tranquilidad que emiten o grita para que puedas escuchar tu eco.
Si trabajas desde casa, inscríbete a una clase de baile, de actuación, de pintura, de yoga o de cualquier otra actividad que te interese y que jamás te hayas dado la oportunidad de experimentar. ¿Qué te parece montar a caballo, andar en bote, bucear o ir remar? En lugar de hacer las compras en el supermercado de siempre ¿Por qué no das un paseo por el campo y les compras a los agricultores de la localidad? Quizás puedas conocer gente interesante, maravillosa y amable.

Cambiar la manera en que hacemos nuestras actividades diarias se refleja en nuestros sentidos así como en el subconsciente. ¡Es fácil y divertido! Inténtalo y quizás esa sensación de tener una vida aburrida se convertirá en una llena de cosas por descubrir. Solo basta con usar un poco tu imaginación y aventúrate a intentar cosas nuevas.

No es necesario hacer cambios radicales a tu vida de la noche a la mañana. Basta con hacer pequeños cambios para romper con la rutina y comenzar a disfrutar más de la vida.

Además de aumentar tu confianza en ti mismo, estarás más abierto a oportunidades gracias a que ampliarás tu tolerancia a los cambios. ¿Y tú por dónde vas a empezar?