14 Feb

Planificación de las metas

Como seres humanos, jamás debemos dejar de mejorarnos a nosotros mismos. Debemos asegurarnos de ser una mejor persona día a día, para lograr tener éxito en todo aquello que nos propongamos. Sin embargo, ser una mejor persona significa mejorarte a ti mismo en general. Esto precisa de una planificación de las metas que queremos conseguir.

Esto puede sonar como una tarea de enormes proporciones, pero ten en cuenta que el esfuerzo será apenas por un par de días, mientras te acostumbras a hacerlo parte de tu rutina. Es decir, no habrá una tarea demasiado difícil o desalentadora si realmente tienes la convicción y la fuerza de voluntad para ser alguien mejor. Como ya mencionaba en el artículo anterior, lo primero que debemos hacer a la hora de querer mejorarnos a nosotros mismos, es establecer metas.

Una meta es un pequeño objetivo que lleva a conseguir el objetivo como tal. La meta se puede entender como la expresión de un objetivo en términos cuantitativos y cualitativos; las metas son como los procesos que se deben seguir y terminar para poder llegar al objetivo. Todo objetivo está compuesto por una serie de metas, que unidas y alcanzadas conforman el objetivo.

Todos tenemos metas personales que querer realizar. Si te despiertas temprano todas las mañanas, no llegarás tarde al trabajo o al colegio, esa, por simple que parezca es una meta.  Fijar metas es de suma importancia, ya que el seguimiento de las mismas se reflejará como una mejora en tu vida, haciéndola incluso más fácil. Sin embargo, debes tener cuidado de establecer tus objetivos adecuadamente.

La parte difícil no es enfocarnos y luchar diariamente en conseguir nuestra meta, sino que la primera dificultad radica en definir qué es lo suficientemente importante como para “privarnos” de otras cosas, que nos sea de utilidad y que realmente nos inspire a ir tras eso. Esto quiere decir, que tienes que delimitar tus metas, haciéndolas lo más simple y realista posible. De esta manera, se puede lograr un cierto sentido de satisfacción cada vez que logres conseguir una de estas metas.

Una vez que hayas terminado de establecer tus objetivos, tu siguiente punto a trabajar tiene que ver con las maneras en cómo vas a lograr que tus metas se realicen. Las siguientes, son solo una guía muy breve y simple, para desarrollar tus metas y lograr alcanzarlas:

–          Piensa positivo. Piensa siempre en que puedes lograr cualquier cosa. Tienes que pensar con optimismo todo el tiempo, porque una actitud negativa o conformista no te llevará a ningún lado.  Uno de los secretos de las personas exitosas, es cultivar el optimismo. Cuando una actitud optimista se incorpora en la manera de pensar y actuar, las consecuencias son que a su alrededor todo se adecúa de alguna manera para retribuirle. Recuerda: El optimista gana incluso cuando pierde, sabe aprovechar las situaciones al máximo y conoce bien que los resultados que le trae la vida ante las diferentes vivencias sólo pueden ser beneficios.

–          Mantente concentrado. No desperdicies tu tiempo pensando en cosas sin sentido. Tienes que mantenerte centrado en tus metas tanto como te sea posible, así podrás tener la certeza de que estás trabajando para lograr el éxito y esa felicidad que tu meta implica. Además, es más fácil seguir adelante cuanto tu atención se centra en tus metas de vida.

–          Utiliza todas tus habilidades y capacidades. Todas tus metas de vida te resultará poco gratificantes si no explotas todas tus habilidades y capacidades. Por lo tanto, debes asegurarte de estar concentrado en tus metas, pero al mismo tiempo, debes procurar que durante esta realización, trabajes las habilidades que tienes, de modo que, la satisfacción de conseguir una meta implicará también que la lograste porque tus habilidades fueron el medio para lograrlas.

Identificar las cosas que más valoras en la vida es un punto de partida importante, pero no es suficiente.  Hay otros aspectos relacionados contigo mismo que son sumamente relevantes. Al establecer metas, éstas te impulsarán a lograr cierto objetivo. Dependiendo de las mismas, considerarás recursos, plazos, esfuerzo, etc. Ten presente que para llevar a cabo esta mejora personas que tanto analisis, deberás ser sincero contigo mismo y hacer un análisis persona, ya que esto te ayudará a comprender lo que puedes hacer si lo intentas y a determinar el plan a seguir para dicho propósito.