21 Jun

El poder del pensamiento positivo

El poder del pensamiento positivo consiste en aprovechar la capacidad de la mente para sugestionar al  subconsciente  y así, para forzarlo a seguir una dirección deseable. La mente subconsciente no razona, tampoco  juzga si la información es correcta o errónea, razonable o absurda, veraz o falsa. Nuestra mente subconsciente es una recopilación de todo lo que pensamos. Y los pensamientos más corrientes crean los comportamientos subconscientes más arraigados.

El poder del pensamiento positivoLa mente se limita a almacenarla, sólo para suscitar posteriormente, el comportamiento que se ajuste a la información almacenada. Si queremos influir sobre nuestro comportamiento o nuestro rendimiento, tenemos que hacerlo a través de la mente subconsciente, ya que los pensamientos repetidos se enraízan en la mente subconsciente. El verdadero reto es pensar bien en un mundo donde abunda lo negativo. El pensamiento negativo produce un grave detrimento en la vida de cada uno de nosotros

Ser positivo un día a la semana no resulta. Fortalecer la mente se parece un poco a fortalecer el cuerpo. Si haces veinte flexiones y corres a contemplarte en el espejo no verás ninguna diferencia. De manera similar, poca diferencia notaremos después de pensar positivamente por 24 horas. Pero disciplina tu mente durante varios días y verás cambios como no los conocen los asiduos de los gimnasios.

Algunas de las ventajas de tener un pensamiento positivo son:

          Te vuelves más creativo

          Adquieres un mayor  respeto hacia ti mismo y hacia los demás

          Generas la habilidad de autocontrol y fortaleza en situaciones difíciles.

          Tienes mayor claridad de pensamiento

          Fortaleces tu habilidad de concentración.

          Superas las presiones y preocupaciones con más facilidad.

          Experimentas tranquilidad, serenidad, paz y alegría.

Cuando comienza a pensar y a decirte cosas positivas, no solo estás ayudando a tu autoestima sino que estarás implantando en tu sub consciente una serie de ideas que te ayudarán a sorteas dificultades y contratiempos.

Ser positivo mejora tu salud. Si tienes problemas de salud o algo menos grave como problemas para dormir, puede deberse a tu actitud y a la manera en que enfrentas cada día. Si sueles dedicarte palabras hirientes o hacerte pensamientos negativos sobre algo, estás intoxicando tu mente y por ende, tu cuerpo. Sin embargo, al repetir afirmaciones positivas y tener una mayor apertura ante las situaciones, comenzarás a sentirte mejor.

El pensamiento positivo no sólo te hace vivir más feliz, sino que mejora tu salud física mejorando tu sistema inmunológico, haciéndote más resistente a las infecciones y prolongando tu vida, y lo que es más importante, la calidad de vida.

En definitiva, que debemos aprovechar y disfrutar todas las emociones que despierten sentimientos positivos en nuestro ánimo, lo que nos ayudará a mejorar nuestra salud física y mental.

Ser positivo mejora tus relaciones.  Si siembras positividad en tu entorno, ellos te devolverán también mensajes cada vez más positivos. El ambiente negativo, volverá a ser progresivamente positivo. Intenta descubrir el lado bueno de las cosas. Intenta  ver las cosas buenas de la gente e intenta comprender y ser generoso con sus cosas menos buenas; La mejor forma de enseñarle a otra persona como tratar bien a otros es siendo tu el ejemplo de ello, seguir los principios del buen trato de manera que otros tengan ese modelo a seguir facilitará que otros deseen seguir tu modelo.

Ser positivo te ayuda a mejorar profesionalmente.  Todos fallamos y todos tenemos defectos.

 Es una característica del ser humano. Pero siempre podemos corregir y aprender, para tener una vida con mayor bienestar. La auto aprobación y la aceptación de uno mismo son las claves de los cambios positivos. Todo lo bueno empieza por la aceptación, y por el amor a ese ser que es el auténtico yo. Lleva su tiempo llegar a tener una relación de paz y de amor con uno mismo; Parte importante de la auto aceptación reside en liberarse de las opiniones ajenas. Pensar en cosas que nos hacen felices, hacer cosas que nos gustan, comer lo que nos sienta bien y moverse al ritmo que presentimos nos beneficia, es el camino al cambio  que deseamos.Es por ello que una actitud positiva puede acercarte más de lo que crees a ese ascenso o a conseguir ese puesto de trabajo que tanto deseas. 

Ser positivo  y tener pensamientos positivos solo un día a la semana no resulta. Fortalecer la mente se parece un poco a fortalecer el cuerpo. Si haces veinte flexiones y corres a contemplarte en el espejo no verás ninguna diferencia. De manera similar, poca diferencia notaremos después de pensar positivamente por veinticuatro  horas. Pero disciplina tu mente durante varios días y verás cambios como no los conocen los asiduos de los gimnasios.