22 May

Actitudes positivas

Si a veces te sientes como si hubiese una nube negra encima de ti, ten la seguridad de que no eres el único. Millones de personas luchan día a día contra la infelicidad y la depresión. Para esta lucha es imprescindible tener armas de combate y unas de esas armas son las actitudes positivas.

 Actitudes positivasEstas personas luchan para superar las emociones negativas y situaciones difíciles, pero a menudo caen nuevamente al piso, justo en ese terreno de pantanosa negatividad.

Finalmente, así es como la negatividad se filtra a otros aspectos de nuestra vida. Comienza a afectar nuestras relaciones, nuestro empleo e incluso nuestra salud. A continuación te presento un par de consejos que te ayudarán a tener esas actitudes positivas para poder quitarte de encima esas emociones que parecieran revolotear sobre tu cabeza en forma de nube negra.

Deja de pensar en los peores escenarios. ¿Eres del tipo de persona que ve el vaso medio lleno o medio vacío? Si es así, sin duda estás abierto a una mentalidad negativa. Tendemos a ver lo que está mal antes de ver lo que es correcto. Practica a ver el bien y vuélvelo habito y verás como tu actitud mental positiva progresa. Si éste es tu caso, comienza a hacer un esfuerzo para dejar de centrarte en los peores escenarios. En lugar de eso, intentan girar tu atención hacia un lado más positivo. Por ejemplo, si has perdido tu trabajo, no pienses al respecto como si hubieras perdido tu seguridad financiera, mejor, velo como la oportunidad de comenzar a trabajar en lo que verdaderamente te apasiona.

Si te sientes estancado, comienza a moverte.  Cuando te encuentres frente a un contratiempo o adversidad y sientas que no puedes salir de ella, piensa que es el momento de hacer algo audaz, “una gran jugada”.  Después de todo, si las cosas son realmente tan malas como crees ¿qué tienes que perder? ¡Este es tu momento para reunir coraje y hacer algo al respecto! Cuando surge una dificultad en tu vida, en vez de darle la espalda e ignorarla, encárala y supérala como tú sabes.

Retomando el ejemplo de una persona que pierde su empleo,  puede pasar semanas enteras buscando un empleo en el periódico y seguir prolongado su desempleo  o dejar de sentirse atrapado y hacer algo al respecto. Sal y busca el trabajo que realmente quieres pero que nunca consideraste o tuviste la oportunidad de hacer. Inscríbete en un curso que te prepara para ese cambio, deshazte de tu miedo y saca el valor desde tus entrañas para comenzar a moverte en el mundo.  Visualízate teniendo éxito y logrando lo que deseas. Muchos de nosotros creamos imágenes negativas de nuestro futuro y tememos lo que está por venir. Créate un futuro y una actitud mental positiva y verás como estimularás tu subconsciente para tomar acción positiva en tu vida.

Valora las cosas buenas que tienes en la vida. Cuando todo lo demás falla, echa un vistazo a tu alrededor y bendice las cosas que tienes en tu vida. Empieza a encontrar alegría en las pequeñas cosas y acepta las cosas buenas que tienes en la vida, para superar las emociones negativas y las situaciones difíciles que encuentras a tu paso.

La mejor manera de superar la negatividad es centrándose en lo positivo. Este será el primer paso y al mismo tiempo, el más difícil ya que tendrás que tendrás que volver a entrenar tu cerebro con el fin de lograrlo. Debes reconocer que tu actitud mental es lo único sobre lo cual tú – y solo tú – tienes in control total.

 Para tener pensamientos positivos hay que valerse de recursos constructivos, creativos, positivos, que puedan potenciar la energía. Para cambiar el viejo patrón neuronal, que contiene bloqueos y limitaciones, habrá que reprogramar el subconsciente, con contenido de calidad. Debes aprender a cerrar la puerta de  tu mente a todos los fracasos del pasado y despejar tu mente de toda influencia que no sustente una actitud  mental positiva.

Nuestras expectativas son los arquitectos de nuestro comportamiento: a los optimistas les van mejor las cosas que a los demás, tiene más salud, un mejor desempeño en sus carreras y otros ámbitos de sus vidas. Mantener una actitud mental positiva te ayudará a tener el poder necesario para realizar aquellas cosas que son importantes en tu vida cuando te lo propongas. Recuerda que  la actitud mental se prolonga en el tiempo, al contrario de las ideas que son fugaces o de los sentimientos que también son efímeros, la actitud mental es un estado con vocación de permanencia.